Arresto domiciliario y castigada sin Internet

Podría llamarse gripe vulgaris, acompañada de un caso de ruina económica y un ligero síndrome de desesperación espiritual. Dificultades de concentración, frustración aguda al abrir una bolsa de patatas fritas y fartura de Coca-Cola Zero del tiempo (5 latas en 12 horas). Y ese horroroso sabor de boca que una tiene cuando está enferma. La vida molesta. Y cada vez que suena el móvil tiemblo, porque estoy afónica y no sé si cogerlo.

One comment

  1. Buff!!! Eso de ponerse enferma es una mierda y menos ahora que hace buen tiempo y tienes calor, y frío y no sabes cómo ponerte. Mi medicina por excelencia también es la Cocacola. Va bien para todo: dolor de cabeza, dolor de barriga, resfriado, problemas de concentración…jajaj! Pero a mi la Zero no me sirve y se nota en los pantalones! En fin, que te recuperes pronto, tu y tu voz.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s