Secretaria del Sr. Director Gerente

Accedí a la entrevista e inmediatamente me arrepentí. Implicaría cortarme el pelo, encontrar unos zapatos que no estuviesen desgastados, llevar una falda al tinte, invertir algo de tiempo y dinero en mi apariencia. Hace seis meses estaba en condiciones de ser candidata a secretaria del Sr. Dir. Gerente. Pero mañana… Creo que mañana perdería el tiempo, incluso haría el ridículo. ¿Por qué dije que iría a la entrevista? Supongo que cuando me dijeron el sueldo me pasó como al pato de la Disney, me cayeron los párpados y sobre ellos dos símbolos del dólar. El dinero que me da lo que la búsqueda de su obtención me quita: una vaga sensación de libertad, de poder levantarme en París un sábado por la mañana si quiero. Aunque el lunes a las 8 haya que estar en Madrid…

 Ahora es mortal: ni dinero, ni tiempo. Menuda porquería.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s