Down Days

Un amigo parecía resumir toda su existencia en la cantinela que pudo haber compuesto el viernes para el domingo: “todo lo que sube tiene que bajar”. En un domingo como el de hoy,  cuando todos agotaron las posibilidades del fin de semana: unos viven esa especie de depre postcoital  a otros les duele levantar la mirada porque los de la depre no son ellos. Alguien me dice que, una vez perseguido el barco del alimento, es probable que vuelva a las andadas. Yo no escaparé del domingo ni tras la siesta: lo que dejé de hacer el viernes no puedo dejarlo sin hacer el domingo.

A mi alrededor no veo más que caras largas y solo se oyen los grandes éxitos más tristes de Aretha Franklin.

2 comments

  1. ¿Qué ven mis ojos? Wondering Star tiene nuevo diseño y renovados bríos. ¡Bien!

    Dominguitis. Mal asunto. Yo este fin de semana entraría en la categoría de los que andan con depresión poscoital después de haber exprimido cada minuto de los últimos cuatro días. En la entrada del viernes decías que no tienes vida porque aparentemente no tenías grandes planes. Pero, ¿es posible pasar 108 horas de ensueño en París con soulmates tan extraordinarios como improbables y sin embargo volver el domingo a casa y sentirse más vacío que la nevera de Carpanta y estar absolutamente convencido de no tener vida? Oui, ce possible.

    Pero casi mejor así… porque todo lo bueno está otra vez por llegar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s